Uno de los mayores retos del sector asegurador es la prevención y detección del fraude. Gracias a la tecnología, este problema se ha podido mitigar cada vez más, especialmente en la gestión de siniestros, una de las áreas más afectadas.

De acuerdo con el VIII Mapa AXA de Fraude al Seguro, la tasa de fraudes aumentó hasta el 2,2 % en el año 2020. Se trata del último año del que se tienen datos y deja constancia de una tendencia al alza. En el 2010, la cifra se situaba en solo un 0,85 %.

Sin duda, esto ha activado las alarmas del sector, quienes se han dotado de herramientas más eficaces para enfrentarse a este problema. La innovación y el desarrollo de la tecnología cumplen un importante papel en este sentido. Cada vez se implementan mejores soluciones, las cuales evitan que los fraudes sean más caros.

Sin duda, la inteligencia artificial está marcando un antes y un después en numerosos sectores, y el de las aseguradoras no es menos. Es posible utilizar algoritmos provistos de machine learning para identificar los fraudes. Ten en cuenta que las aseguradoras generan un ingente volumen de datos, los cuales se pueden analizar. Dentro de ellos se encuentran patrones que el cerebro humano por sí solo sería incapaz de detectar.

Sobre esto te hablamos en nuestra sección ‘INNOVACIÓN 360º’ de FÜTURE, donde encuentras este artículo. Haz clic aquí para leerlo.

Artículos relacionados
INNOKU promueve el deporte con su iniciativa ‘Impulsando Campeones’

La compañía apoya el deporte y el talento juvenil por medio de un acuerdo de colaboración con el equipo de Leer más

INNOKU se certifica como Empresa Familiarmente Responsable

La empresa líder en reclamaciones y recobros del sector asegurador demostró una vez más su apuesta por la felicidad y Leer más

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad